INCENDIOS FORESTALES

DEFINICIONES

Es el fenómeno que se produce cuando se aplica suficiente calor a un combustible vegetal situado en terreno forestal, cuya quema no estaba prevista, produciendo su combustión y obligando a su extinción por el riesgo que supone para personas, bienes, derechos y/o calidad del medio ambiente.

 

CARACTERÍSTICAS

El fuego es un proceso químico. Ocurre cuando se aplica una fuente de calor a una sustancia combustible. Para que se realice la combustión es necesario que haya oxígeno que combinado con los gases que desprende el combustible y el suficiente nivel de energía producirá luz y calor.

En el caso de los incendios forestales el fuego es una reacción exotérmica que se mantendrá una vez iniciada mientras no varíen las condiciones mientras halla combustible. El combustible es la masa vegetal del bosque y el oxígeno no faltará nunca.

En resumen, para que se produzca un incendio es necesario que coincidan tres factores: foco de calor inicial, aire y combustible. El calor que genere el propio fuego lo mantendrá vivo. Por eso las técnicas antiincendios van destinadas a eliminar uno de ellos.

Un incendio forestal ocurre cuando el fuego se propaga sin control sobre el terreno forestal, y afecta a la vegetación que no estaba destinada a quemarse.

En un bosque nos encontramos con diferentes tipos de combustibles. Según el tipo de combustible la reacción puede ser más violenta y espontánea a temperatura ambiente:

  • Combustibles vivos : plantas vivas con un contenido hídrico elevado que depende de las lluvias y sequías, especie vegetal, tipo de suelo, exposición...

  • Combustibles muertos:

    ligeros : fácilmente inflamables y de rápida propagación y que se secan fácilmente. (hierbas, hojarasca, ramas delgadas y secas, matorral ligero,…)

    pesados : que se secan muy lentamente, por la cual cosa, se encienden fácilmente después de largas sequías (troncos, ramas gruesas, tocones y raíces).

La inflamabilidad de la materia vegetal también viene determinada por la composición química (presencia de resinas o substancias aromáticas), pero sobretodo por el contenido hídrico.

TIPOLOGIA

Se diferencian diversos tipos de incendios según dónde se localicen dentro del bosque:

  • Incendio superficial : quema hierbas, matorrales y restos vegetales sobre el suelo y los troncos que encuentra a su paso. Es el más frecuente.
  • Incendio de copas : quema las copas de los árboles. Es necesario que el estrato arbóreo sea suficientemente denso y se dé un viento importante o pendientes muy pronunciadas.
  • Incendio subterráneo : quema la capa de materia orgánica acumulada en el suelo y las raíces que se encuentran. Son poco frecuentes.

CAUSAS Y FACTORES AGRAVANTES

El crecimiento de un incendio forestal se produce con un mecanismo complejo de propagación. Es decir, un árbol puede quemar aisladamente de forma que el fuego quede estancado, o puede hacer que se encienda el de al lado, y entonces, el incendio crezca. Los factores que modulan el inicio y propagación son:

  • Combustible: como ya se ha comentado, según el tipo de vegetación y su grado de humedad, es más fácil que se encienda o menos. Además, la cantidad y la continuidad (tanto vertical como horizontal) favorecen el crecimiento del incendio.

  • Relieve: el fuego se propaga mejor de abajo hacia arriba (mejor cuanta más pendiente), mejor en vertientes más expuestas a la radiación solar (solanas) que no en las umbrías. También puede verse favorecido por determinadas morfologías que favorecen vientos concéntricos (como en desfiladeros o barrancos).

  • Meteorología: en función del viento (si es intenso y constante), la temperatura (si es alta) y la humedad ambiental (si es baja) el fuego se propaga más fácilmente. La radiación solar desempeña también un importante papel, tanto en el inicio como en la propagación.

Por otro lado, el propio fuego, a medida que se va haciendo grande, es capaz de modificar la meteorología de su entorno, y por lo tanto, favorecerse aún más su desarrollo.

El inicio de un fuego puede ser debido a diversas causas:

  • Natural: rayos, volcanismo, caída de meteoritos… El único importante en nuestro país es el rayo. Hay que añadir que determinadas situaciones meteorológicas sostenidas favorecen el inicio y desarrollo de los grandes incendios forestales así como la distribución de los mismos (ver anexo II).
  • Antrópico:
    • Intencionado: a menudo debido a problemas sociales, psíquicos,…
    • Negligencia: por ejemplo tirar cigarros al lado de la carretera.
    • Accidentes: accidentes de vehículos, caída de aeronaves,…
    • Otros: chispas de líneas eléctricas, trozos de vidrio que hacen de lupa, fuegos controlados que se escapan,…
  • Desconocido: pese al esfuerzo en la investigación de causas, un importante porcentaje de fuegos son de origen desconocido.

 

MEDICIÓN Y EVALUACIÓN

Un incendio forestal se desarrolla a partir de un frente de avance , que es como una línea irregular pero continua que se desplaza hacia adelante y va quemando a medida que encuentra combustible. Delante de este frente hay otro frente que es el frente de desecamiento , éste es invisible, sus altas temperaturas secan los vegetales y los matan preparándolos para la quema. Las dimensiones de este frente así como de la zona que ha sido quemada permiten evaluar la magnitud del incendio.

La intensidad de un incendio se refiere a la temperatura que alcanza durante el incendio y la velocidad con la que se propaga. La capacidad destructiva del incendio aumenta con la temperatura y disminuye con la velocidad de propagación.

 

MEDIDAS PREVENTIVAS

CARTOGRAFÍA

A manera preventiva periódicamente se define un mapa con las zonas de mayor riesgo de incendios para un período de tiempo determinado. Para ello se observa la cantidad de lluvia caída, el combustible que pueda haber, el viento, la temperatura,…

Análogamente, en la época de riesgo de incendios se confecciona diariamente un mapa con el riesgo potencial del día en cuestión. Este mapa se basa en una formulación que tiene en cuenta tanto los factores meteorológicos como el estado de la vegetación. La información meteorológica suele obtenerse a partir de las estaciones meteorológicas, en tanto que la relativa a la vegetación se basa en muestras del terreno que se recogen y analizan en intervalos de 15-30 dias. Aunque en algunos lugares es todavía usual trabajar con la información procedente de estaciones meteorológicas manuales, hoy en día es preferible trabajar en base a estaciones automáticas que envían su información periódicamente (usualmente, cada hora, aunque en fase de alerta la frecuencia puede aumentar)

Al igual que en cualquier otro riesgo, existen zonas más vulnerables que otras, tanto por la presencia de determinados tipos de masa forestal, más ignífugos, como por la proximidad a zonas pobladas o de tránsito frecuente. Otros factores, tales como la presencia de la vía férrea o del cableado eléctrico, también se tienen en cuenta. Todo este tipo de información se suele incluir en un Sistema de Información Geográfica.

En el caso de planes tales como el plan INFOCAT ( Pla de Protecció Civil d'Emergències per incendis forestals a Catalunya) la cartografía es una herramienta de trabajo necesaria tanto para las actuaciones operativas en tiempo real como para las tareas preventivas; como son el mejor conocimiento del territorio, el análisis del riesgo, la identificación de zonas de especial incidencia y la predicción a corto plazo del peligro de incendios.

Para gestionar la cartografía y la información asociada se utilizan los Sistemas de Información Geográfica (SIG). (Más información en el anexo I)

MEDIDAS DE PREVENCIÓN CONTRA LOS INCENDIOS

  • Medidas preventivas dirigidas específicamente a evitar incendios como la limpieza del sotobosque, la introducción de herbívoros, creación de corta-fuegos,…
  • Medidas destinadas a disminuir el riesgo de incendio (vigilancia, control de usos peligrosos, información,…)
  • Medidas de carácter administrativo como la regulación de quema de restos vegetales o recomendaciones urbanísticas.

  • Gestión y mantenimiento de infraestructuras y equipos para la lucha contra los incendios.

No obstante, una correcta gestión forestal es la principal medida y la más importante.

VIGILANCIA

Para detectar focos de incendios y poder actuar rápidamente existen puntos de vigilancia. Los puntos de vigilancia son lugares estratégicamente situados. La red de estos puntos prioriza las zonas con un mayor riesgo de incendio, las cuales tienen mayor densidad de puntos de observación. Cada torre de vigilancia cubre una zona que se cabalga con la de la torre más próxima, de manera que una columna de fuego pueda ser detectada por un mínimo de dos torres. Este sistema está complementado por puntos de vigilancia móvil terrestre y vigilancia aérea (aviones y helicópteros).

RECOMENDACIONES PARA LA POBLACIÓN

(Extraído de las recomendaciones de Protección Civil España; Protección Civil Gobierno Vasco –www.euskadi.net-; Protecció Civil Catalunya, Ministère de l'Aménagement du Territoire et de l'Environnement. Direction de la prévention des pollutions et des risques, Francia; Protezione Civile ed Emergenze, Regione Liguria)

* No tire cerillas o cigarros en el bosque ni cuando vaya caminando ni cuando vaya en coche

* No deje botellas u objetos de cristal en el bosque

* Encienda fuego sólo en lugares dónde esté permitido, siempre vigilando de que quede bien apagado. Está prohibido encender fuego en zonas que estén a menos de 500 m de una zona forestal.

* Si va a comer al bosque, han de ser bocadillos o platos fríos. En caso contrario, utilice las áreas recreativas que tengan barbacoas de obra.

* En épocas de máximo riesgo de incendio evite adentrarse en el bosque.

* Si vive en una casa con jardín mantenga el jardín limpio y no acumule material vegetal.

* No queme rastrojos el día en que el riesgo de incendios es más elevado. Pida permiso para realizar actividades que impliquen el uso de fuego: quema de rastrojos,…

* No queme la basura de las parcelas de las urbanizaciones. Se puede hacer compost o tirarla a los contenedores de recogida de basuras.

* No encienda fuegos artificiales ni lance cohetes en zonas de peligro; aunque sea en un campo raso, ni en terrenos agrícolas ni, sobretodo, en urbanizaciones rodeadas de bosque.

* No deje nunca basura ni restos en el bosque ya que, además de ensuciarlo, pueden ser origen de un incendio. Utilice los servicios de recogida y los contenedores adecuados.

 

MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN ZONAS FORESTALES URBANIZADAS (URBANIZACIONES)

Es importante que se tengan en cuenta las siguientes recomendaciones a modo de prevención en las urbanizaciones:

  • Un buen diseño y unos materiales de construcción adecuados.
  • Una red viaria en buen estado y bien señalizada.
  • La existencia de espacios protegidos y un plan de emergencia conocido y ensayado por todos.
  • Hacer limpiezas periódicamente.

 

* Mantenga los viales, las zonas de acceso y las cunetas limpias de vegetación seca y muerta.

* Las calles, las casas y las vías de acceso deben estar bien señalizadas para facilitar la identificación y la localización en caso de siniestro.

* Señalizar los puntos de agua disponibles (piscinas, balsas, conexiones de agua...).

* Disponer de una red de bocas de riego para incendios.

* Conservar la zona de protección perimetral (25 metros de ancho) y las parcelas sin edificar limpias de vegetación seca y muerta y de cualquier residuo que pueda favorecer la propagación del fuego.

* Se debe tener previsto un plan de autoprotección (PAU), conocido y ensayado por todos, para emergencias en caso de incendios forestales, integrado en el plan de actuación municipal.

 

Medidas de prevención en las parcelas

* Retire las ramas que se proyecten sobre el tejado o estén cerca de la chimenea.

* Procure tener a mano herramientas que puedan ser útiles en caso de incendios.

* Procure tener una bomba portátil de gasolina con una manga de succión que permita la utilización del agua de la piscina o la balsa en caso de que falle la presión del agua y la electricidad

 

 

MEDIDAS DE ACTUACIÓN DURANTE EL EPISODIO

(Extraído de las recomendaciones de Protección Civil España; Protección Civil Gobierno Vasco –www.euskadi.net-; Ministère de l'Aménagement du Territoire et de l'Environnement. Direction de la prévention des pollutions et des risques, Franci ; Protezione Civile ed Emergenze, Regione Liguria)

SI ESTÁ EN EL EXTERIOR

* Avise inmediatamente a los Bomberos, Servicios Forestales o autoridades si se ve una columna de fuego o un incendio forestal

* Aléjese del incendio por las zonas laterales hacia dónde haya menos vegetación

* Camine siempre en dirección contraria a la dirección del viento

* No suba montaña arriba cuando el fuego ascienda por ella.

* Si va en coche no se mueva. El riesgo de que explote es inferior al de ser quemado por las llamas o ahogado por el humo.

* Si es posible haga una cavidad en el suelo donde se pueda refugiar y cúbrase la cabeza y el cuerpo con una manta o toalla, mejor si está mojada.

 

SI ESTÁ DENTRO DE CASA

* Evacuar la casa es una medida de prevención que adoptan las fuerzas y los cuerpos de seguridad. Si le solicitan el abandono de la casa, debe hacerlo tan pronto como le sea posible, con calma y de manera ordenada.

Si no hay tiempo de abandonar la casa, seguir los siguientes consejos:

* Intente comunicar su situación a las autoridades.

* Retire todos los objetos combustibles, incluyendo muebles de jardín, de los alrededores de la casa.

* Enciérrese herméticamente.

* Desconecte los suministros de butano, gas natural, gas-oil, etc.

* Llene de agua las bañeras, las pilas de la cocina y otros recipientes.

* Vístase con ropa de algodón, pantalones largos, botas, camisa de manga larga, pañuelo y gafas de protección.

* Moje con agua la ropa que lleva puesta.

* Deje los documentos y los objetos importantes dentro del coche, en el garaje, con las puertas cerradas, por si tuviera que huir. 

* Desconectar la apertura automática de la puerta del garaje.

* Si hay tiempo, saque las cortinas.

(Ver consejos de autoprotección del plan Infocat ( Pla de Protecció Civil d'Emergències per incendis forestals a Catalunya) en el anexo I)

 

MODOS DE INTERVENCIÓN (DURANTE LOS INCENDIOS)

COMO SE INTERVIENE EN UN INCENDIO. Reglas generales

La extinción de un incendio se basa en la eliminación de uno de los tres factores imprescindibles para que haya combustión (calor, oxígeno y combustible):

  • Disminuyendo el calor: echando agua
  • Retirando el oxígeno: tapando la leña con tierra o agua
  • Retirando el combustible: retirando la leña, creando cortafuegos,…

A parte de estas normas hay diferentes estrategias contra un incendio dependiendo de cómo se desarrolle el mismo. Todas ellas buscan la creación de una franja sin vegetación. Una de ellas, que implica cierto riesgo, es la del “fuego contra fuego” y consiste en provocar un incendio que viaje en dirección al fuego principal. De esta manera, cuando el fuego principal avance se encontraría una zona ya quemada y se extinguiría. Esta estrategia necesita de un gran control y unas condiciones meteorológicas y de terreno determinadas para evitar que el fuego provocado se escape.

 

PLANES DE ACTUACIÓN INMEDIATA DE LA ADMINISTRACIÓN

En casi todas las regiones en cuanto se detecta un incendio se activa un Plan de emergencias por incendios forestales que lleva a la movilización de los equipos de bomberos, asociaciones de defensa forestal y otros agentes implicados.

A título de ejemplo, en el caso de Catalunya se activa el Pla de Protecció Civil d'Emergències per incendis forestals a Catalunya ( INFOCAT ). Este Plan fue aprobado por el Govern de la Generalitat el 29 de septiembre de 1994 y define las líneas de actuación de todas las administraciones y los cuerpos de seguridad que intervienen en un incendio forestal.

El objeto del Pla INFOCAT es establecer los avisos, la organización y los procedimientos de actuación de los servicios de la Generalitat de Catalunya, de las otras administraciones públicas y de las entidades públicas o privadas para hacer frente a las emergencias de una cierta importancia producidas por los incendios forestales, dentro del ámbito territorial de Catalunya.

(Más información en el anexo I)

 

MEDIDAS CORRECTORAS

Hay diversas medidas correctoras que se pueden adoptar. Es necesario un estudio cuidadoso para determinar cuál es la más correcta ya que depende de muchos factores tanto biológicos como económicos, paisajísticos,… Algunas medidas que se pueden aplicar:

  • No intervenir
  • Medidas destinadas a reducir la erosión
  • Medidas para favorecer la regeneración de la vegetación
  • Medidas destinadas a favorecer la recuperación de la fauna.
  • Medidas para reducir el impacto económico y social