SEQUIA

DEFINICIONES

sequera o secada (cat.), sécheresse (fr.), siccità (it.) drought (en.)

Situación de déficit hídrico del suelo tal que las necesidades hídricas de la población, los animales y las plantas no pueden ser satisfechas.

Se habla de sequía cuando esta situación de baja precipitación no forma parte del clima de la zona y cuando dura un tiempo suficientemente largo como para causar impacto.

DEFINICIONES VINCULADAS

Hay que diferenciar entre la sequía y la aridez. La aridez se da con un promedio bajo de precipitaciones o de agua natural disponible, es una característica permanente. En este caso la falta de lluvias sí forma parte del clima de la zona. Suelen ser regiones con pocas lluvias y altas temperaturas.

Otro proceso relacionado pero que no debemos confundir es la desertización. La desertización es el proceso por el que las tierras productivas áridas y semiáridas se convierten en económicamente improductivas. Hay diferentes factores que la producen como un excesivo cultivo, el pastoreo intensivo o la tala indiscriminada de bosques.

La evapotranspiración es la cantidad de agua que transpiran las plantas y se evapora desde el suelo, superficies de agua, hielo o nieve o desde las superficies de intercepción de las plantas.

 

CARACTERÍSTICAS

TIPOLOGÍA

  • Se define la sequía climática como la baja precipitación durante un período de tiempo suficientemente largo.

  • La sequía hidrológica se refiere a la falta de recursos hídricos

  • La sequía agraria es la falta de agua aprovechable por las plantas cultivadas. La sequía agraria se define calculando la disponibilidad del agua del suelo por las plantas y los animales. Normalmente se mide observando los efectos de la falta de agua en términos de pérdidas económicas por los agricultores.

 

MEDICIÓN Y EVALUACIÓN

En la sequía, el principal factor determinante es la precipitación, sin embargo es necesario, a la hora de medir la sequía, tener en cuenta otros factores:

  • los niveles de los cursos fluviales
  • la humedad del suelo
  • las aguas subterráneas

Según la zona, se define de forma diferente por ejemplo, la siguiente es la propuesta por la British Rainfall Organization (1936) para países occidentales situados en zonas lluviosas:

  • Sequía absoluta : período de 15 días consecutivos durante los cuales la precipitación registrada es inferior o igual a 0,25 mm/día

  • Sequía parcial : período de 29 días con una precipitación media inferior o igual a los 0,25 mm/día

  • Tiempo seco : período de 15 días consecutivos con precipitaciones que no superan 1 mm/día

En España, el Instituto Nacional de Meteorología utiliza el método de Gibbs con el cual se caracterizan las precipitaciones comparándolas con los percentiles de la serie, si bien para su utilización se han adoptado los quintiles. A partir de los valores de los quintiles de la serie se calculan los índices de frecuencia. Con estos índices se podrá definir si un mes, una estación o un año ha sido seco o muy seco:

  • Muy seco : frecuencia de la precipitación inferior a 0,20 (la precipitación registrada se halla en el intervalo correspondiente al 20 % de los años más secos)

  • Seco : frecuencia de la precipitación entre 0,20 y 0,40 (la precipitación registrada es igual o superior al 20 % de los más secos e inferior al 40 % de los años más secos)

Otra forma muy sencilla de ver qué tipo de período se trata consiste en calcular un índice de pluviosidad obtenido a partir de la relación entre la precipitación del período a estudiar y los valores promedios considerados normales para ese mismo período y calculados para un largo tiempo. Si la relación resulta menor de la unidad se tratará de un período seco.

Finalmente existen otros índices de sequía que tienen en cuenta más parámetros, como el de la evapotranspiración . Éste es el caso, por ejemplo, del índice de severidad de sequía de Palmer (PSDI), usado en EEUU. Se obtiene a partir de las diferencias de peso acumuladas entre precipitación real y cantidad que se calcula que se requiere para la evapotranspiración, la recarga del suelo y la escorrentía. Tiene en cuenta los efectos de persistencia de las situaciones de sequía. Los umbrales son los siguientes:

  • PDSI = 4 extremadamente húmedo

  • PDSI = -4 extremadamente seco

 

MEDIDAS PREVENTIVAS

UMBRALES DE ALERTA

Se debe tener en cuenta que la incidencia de un período seco en una zona acostumbrada a bajas precipitaciones no es la misma que para una zona con un clima más húmedo.

Se podría establecer un umbral cualitativo, que sería un umbral muy dinámico y variable ya que depende de la demanda de agua que tenga la zona en un momento determinado. Por esta razón se deberá establecer un umbral para cada situación y lugar.

Para establecerlo se tiene en cuenta:

  • Entradas:
    • Precipitación
    • Otros aportes como trasvases, depuradoras…
  • Salidas:
    • Consumo por grandes usuarios (abastecimientos municipales, riego agrícola, industrias, campos de golf, otros)
    • Consumos de otros usuarios

Según Protección Civil existen cuatro situaciones posibles:

  • Situación normal con previsión a pasar a situación azul (la b) en un plazo comprendido entre 10 y 20 días

  • Situación en la que se requieren medidas de reducción de suministro de agua a la población sobre el consumo normal y se establecen controles sanitarios.

  • Situación en la que se establecen inmediatamente restricciones de abastecimiento de agua del 50% sobre el consumo normal, como mínimo, y controles sanitarios de prevención de epidemias, tanto para la población como para la ganadería.

  • Situación que obliga al suministro de agua mediante recursos ajenos a las localidades afectadas, adoptando medidas sanitarias sobre la población y la ganadería

 

ASPECTOS LEGISLATIVOS

Las situaciones anteriormente descritas, sin embargo, puede que ya no tengan vigencia.

En el Plan Especial de Emergencias por sequía, sobre acciones coordinadas de Protección Civil (BOE nº161 7/7/1983) no se definen las situaciones de sequía pero se establece la obligación de realizar los Planes. Es en estos Planes donde aparecen estas situaciones.

Las sequías son abordadas por cada Comunidad Autónoma en su correspondiente Plan Territorial. El Sistema de Alertas de Fenómenos Meteorológicos Adversos vigente en la actualidad no contempla las sequías.

Actualmente el desarrollo y la implantación de infraestructuras de abastecimiento de agua potable (canalizaciones, depuradoras, desaladoras, trasvases, etc.) aseguran prácticamente al 100 % el abastecimiento a la población y por tanto ya no es necesario aplicar estos planes de sequía.

 

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Riesgos que implica la sequía para la población (según Protección Civil):

      • Falta de agua potable y de riego

      • Propagación de enfermedades

      • Desecación de tierras y zonas húmedas

      • Alteración de flora y fauna con reducción de la producción agrícola

      • Poca disponibilidad de agua para usos industriales

ACTUACIONES FRENTE A LA SEQUÍA:

1 Tradicionales

  • Rogativas pro lluvia
  • Construcción de pozos, acueductos y embalses

 

2 Para aumentar la oferta de recursos existentes

  • Trasvases
  • Depuración de aguas residuales
  • Sobreexplotación de acuíferos
  • Desalación de aguas marinas y salobres continentales
  • Incremento artificial de las precipitaciones

 

3 Medidas de aprovechamiento sostenible

  • Planificación racional de los usos agrarios del agua
  • Optimización del uso del agua en espacios urbanos
  • Educación ambiental. Concienciación de la población para un uso racional en los domicilios.

 
MEDIDAS DE ACTUACIÓN DURANTE LA SEQUÍA

La administración hidráulica establece unas determinadas medidas a tomar en situaciones de alerta (que se diferencian con la anterior clasificación en que incluyen aspectos de gestión).

El objetivo principal de estas medidas debe ser el garantizar en todo momento el suficiente suministro de agua a las áreas urbanas para, como mínimo, un periodo de 12 meses.

Las diversas medidas y actuaciones implicadas son coordinadas y dirigidas por “mesas de sequía” que están constituidas por la Confederación Hidrográfica junto con administraciones y usuarios interesados. La administración hidráulica asume, en parte, la responsabilidad del abastecimiento a los principales núcleos urbanos de las zonas afectadas, trabajando con las administraciones locales que son las competentes en situaciones ordinarias.

Con el fin de gestionar el agua lo mejor posible la administración lleva a cabo diferentes tipos de medidas:

  • Las dirigidas a aprovechar al máximo los recursos: incluye medidas como las campañas de educación para el uso eficiente.

  • Las medidas de gestión de la demanda por vías no coercitivas : lo son la promoción de cultivos de bajo consumo hídrico (girasol), la introducción de flora xerícola en los jardines o los recargos económicos cuando un nivel de consumo es superado

  • Un tercer tipo son las medidas coercitivas de gestión de la demanda que a groso modo serían las restricciones obligatorias y la desviación del agua destinada a otros usos hacia el del consumo.

  • Una cuarta medida incluye todas aquellas destinadas a la reducción de las pérdidas reutilizando agua, por ejemplo.

  • Y por último están las medidas que aumenta la oferta con el uso de agua subterránea, desalación,…

 

RECOMENDACIONES PARA LA POBLACIÓN

(Extraído de las recomendaciones de Protección Civil, España)

* Ahorre agua

* Revise el estado de las cañerías y los grifos para evitar pérdidas

* Cierre ligeramente las llaves de paso para disminuir el caudal de agua que sale por los grifos

* Almacene agua y líquidos substituibles (aguas minerales, refrescos,…)

* Consuma el mínimo agua cuando limpie la casa o friegue los platos,…

* Sólo utilice la lavadora o el lavavajillas cuando esté completa la carga. Procure recuperar el agua de las mismas y empléela en usos que no supongan un posible contagio.

* Utilice la cisterna del lavabo sólo por motivos imprescindibles. Puede introducir botellas o similares en la cisterna para reducir su capacidad y ahorrar consumo.

* Es preferible ducharse a bañarse, y al ducharse sólo abrir el grifo para eliminar el jabón.

* Evite los ejercicios físicos que produzcan gran fatiga y sudoración.

* Cuídese los ojos pues pueden verse afectados por una atmósfera seca.

* Si el agua que consume no es controlada o embotellada deberá hervirla durante quince minutos antes de beberla.

* Vigile el perfecto estado de conservación e higiene de los alimentos.

* El agua del lavabo, de la vajilla y de los utensilios de cocina debe ser tan segura como la bebida.

* No se bañe en lugares donde el agua pueda estar contaminada.

* Debe intensificarse la cloración en piscinas y lugares proclives a sufrir contaminación.